'Articles from the Archives' Category


El Pinacate y Gran Desierto de Altar. Un coloso de arena americano (Sonora)

Tuesday, May 26th, 2009

El más grande desierto de arena de América de Norte. Así es considerado El Pinacate y Gran Desierto de Altar, una de las regiones terrestres prioritarias de México, que ocupa una extensión de 7 146 km2 al noroeste de Sonora, estado donde se ubica y segundo con mayor superficie territorial en nuestro país: 185 431 km2 de los cuales más de la mitad corresponden a un desierto tropical –subtropical con un patrón de lluvias que permite una gran riqueza biológica.

Respecto al contexto regional, el desierto sonorense constituye una zona de unicidad biológica cuyos rasgos físicos –clima, fisiografía, suelos e hidrografía- determinan su distribución, que además del territorio perteneciente a Sonora, cubre una porción de Baja California y Baja California Sur en México, así como Arizona y California en Estados Unidos. Como parte del mismo, El Pinacate y Gran Desierto de Altar –ubicado en los municipios de Plutarco Elías Calles, Puerto Peñasco y San Luis Río Colorado- representa una de las reservas en México, que junto con otras en Estados Unidos, protegen una extensión de dicho desierto.

EL DESIERTO SE TRANSFORMA EN RESERVA

Fue en 1974 cuando un grupo de estudio convocado por la UNESCO desarrolló el concepto Reserva de la Biosfera, referido a áreas ecológicamente representativas que se establecen con el objetivo de conservar los recursos genéticos, así como promover la cooperación internacional mediante la investigación ecológica y el monitoreo de parámetros ambientales.

Hasta 1987 existían 266 Reservas de la Biosfera en 70 países, como manchas separadas sobre un mapa. El propósito de crear una red de reservas es el de unir cada una en un módulo funcional que promueva el intercambio científico.

Como resultado de la actual y creciente tendencia globalizadora –que incluye una postura ante las problemáticas ecológicas y ambientales- la II Cumbre de la Tierra, Río de Janeiro, 1992, depositó su confianza en todos los países del mundo para la solución de los problemas ambientales.

Consecuente con esto, en junio de 1993, el gobierno mexicano declaró a El Pinacate y Gran Desierto de Altar como “área natural protegida con el carácter de Reserva de la Biosfera”, sitios que funcionan también como centros para el fomento de la educación ecológica. Antes, en 1979, el lugar había sido declarado zona protectora forestal y refugio faunístico.

 

LA IMPORTANCIA DE UNA DECLARATORIA

El territorio de la Reserva de la Biosfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar posee un espectacular escudo volcánico con toda la variedad de formas geológicas propias de su origen, tales son los impresionantes flujos de lava, la mayor concentración mundial de cráteres gigantes tipo Maar, únicos por su tamaño y belleza, cerca de 400 conos cineríticos y casi 500 mil hectáreas cubiertas de extensas planicies de arena, así como zonas de dunas activas. También cuenta con valores prehistóricos e histórico-culturales que permiten comprender la ocupación temprana de América.

Todo ello contribuyó a la importancia de la declaratoria de la Reserva de la Biosfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar y su incorporación al Sistema Nacional de Áreas Nacionales Protegidas, uno de cuyos objetivos es conservar la biodiversidad y los valores paisajísticos y estéticos que la distinguen en el planeta, y que junto con sus características socioeconómicas permiten un mejor y más fácil manejo.

Existen aquí frágiles ecosistemas representativos de áreas desérticas y vegetación de dunas móviles y estabilizadas que albergan una enorme riqueza de fauna silvestre; también especies en peligro de extinción, tales son el berrendo sonorense, el borrego cimarrón, el monstruo de Gila, la tortuga del desierto y el camaleón, además de una gran cantidad de especies vegetales endémicas.

Otras de las causas que motivaron la declaratoria fue la explotación irracional de recursos, como la roca volcánica o morusa, la cacería ilegal de los animales mencionados, y la disminución de los mantos acuíferos por la extracción de agua del subsuelo.

Los estudios técnicos realizados al efecto determinaron la necesidad de establecer esta área natural para preservar los hábitats naturales de la región y los ecosistemas frágiles; asegurar el equilibrio y la continuidad de sus procesos evolutivos ecológicos, aprovechar racional y sostenidamente sus recursos naturales; salvaguardar la diversidad genética de las especies, sobre todo las endémicas, amenazadas y en peligro de extinción; y proporcionar un campo propicio para la investigación científica y el estudio del ecosistema y su equilibrio.

La conservación, administración, desarrollo y vigilancia de la Reserva está a cargo de la Secretaría de Desarrollo Social, con la participación de otras dependencias de la Administración Federal.

Se declaró veda total e indefinida de caza y captura a las siguientes especies: berrendo (Antilocarpa americana), borrego cimarrón (Ovis canadensis), monstruo de Gila (Heloderma suspectum), camaleón (Phrynosoma mcalli), y la tortuga del desierto (Gopherus agassizi).

CIERTAS CARACTERÍSTICAS DEL ÁREA PROTEGIDA

El Pinacate y Gran Desierto de Altar destaca por sus características físicas y biológicas únicas, entre ellas las orogénicas, de gran interés por su conformación abrupta resultado de frecuentes erupciones volcánicas que acumularon lavas en rocas compactas, arenas y cenizas volcánicas, rocas ígneas de especial belleza y cráteres como El Elegante, Cerro Colorado, Mac Dougal y Sykes.

La geología del Pinacate y sierras aledañas atrae el interés de la comunidad científica nacional e internacional entre otras cosas por los afloramientos de roca de origen ígneo, metamórfico y sedimentario, con edades que van desde el Precámbrico hasta el Reciente, lo cual, desde los puntos de vista de naturaleza y tiempo da como resultado una amplia variedad de geoformas que hacen del lugar un sitio geológicamente complejo.

La Reserva engloba dos grandes componentes geológicos mayores que representan mas de 95% de la superficie total: el campo de dunas móviles que cubre más de las tres cuartas partes y el escudo volcánico El Pinacate, que ocupa el otro cuarto restante.

El componente geológico dominante llamado campo de dunas ocupa la parte occidental de la Reserva. Los campos de dunas del Gran Desierto de Altar forman un mar de arenas activas de más de 550 mil ha; el escudo volcánico representa uno de los complejos geológicos más distintivos y la actividad volcánica más joven reconocida en Sonora.

El Pinacate se localiza en una superficie de aproximadamente dos mil km2 y cuenta con tres picos principales: El Pinacate -el mayor, con 1 206 m-, el Carnegie y el Pico Medio, a los que en conjunto se les reconoce como Volcán Santa Clara,. a lo que hay que agregar 400 conos volcánicos de diferentes formas, tamaños y complejidades formacionales.

La elevación del terreno varía de los 200 a 1 290 m y se caracteriza por una topografía de planicies y bajadas sólo interrumpida por el escudo volcánico y algunas sierras graníticas, así como por geoformas muy variadas y contrastadas en las que se muestran aparatos volcánicos con sus cráteres y derrames de lava, dunas de arena consolidadas y móviles, lechos de arroyos, abanicos aluviales, también macizos montañosos de basalto y granito.

Respecto al clima, en la Reserva se aprecia una escasa precipitación pluvial; altas temperaturas en verano, intensa radiación solar, baja humedad relativa y alta evaporación. Se trata de un clima extremoso, muy árido o desértico, seco semicálido, con lluvias entre verano e invierno. La precipitación promedio anual es menor a los 200 milímetros.

Las temperaturas son las más elevadas del hemisferio norte y se han registrado periodos continuos con máximas por arriba de los 380 y hasta los 490 C, así como una extrema máxima de 56.70 C para el mes de junio. No obstante, la media anual oscila entre los 18 y 220 C.

En cuanto a la densidad poblacional, es casi 0 en la zona de la Reserva, ya que en una superficie de 714 556 km2 viven aproximadamente 200 habitantes, casi todos dedicados a la ganadería extensiva y la agricultura de baja escala. Entre los antiguos residentes de la región sobreviven los pápagos, o como ellos mismos se nombran, O’odham, quienes hoy en día forman un grupo reducido esparcido en la región del Pinacate y Gran Desierto, incluyendo el estado de Arizona, sede de su gobierno tradicional. Al presente conservan sus usos y conocimientos tradicionales de la flora y fauna, y ya dentro de la Reserva se mantienen sitios de gran significado cultural y espacios ceremoniales.

El lugar comprende dos regiones hidrológicas, Sonora norte y Río Colorado, e incluye al río Sonoyta y otros cauces de arroyos efímeros, reservorios de agua en forma de tanques naturales excavados en las rocas, pozos artesianos y pozos profundos para la irrigación Y abastecimiento de agua a los asentamientos humanos de la región. De ellos el cauce más importante es el Sonoyta, cuyo origen está fuera del área de la Reserva y gran parte de su cuenca se localiza en Estados Unidos.

En cuanto a los ojos de agua o pozos artesianos, aparecen en la costa noroeste de Sonora, entre la desembocadura del río Colorado Y Puerto Peñasco, alimentados de aguas subterráneas que corren a lo largo de antiguos lechos ribereños ahora cubiertos de arena. Las playas son pequeñas cuencas depositarias de sedimentos finos que por la evaporación del agua acumulada muestran cierta concentración de sales. Las más importantes son Playa Díaz y Los Vidrios Viejos.

De la superficie, 60% la forman rocas de composición sedimentaria y vulcano sedimentaria del Cuaternario. El área restante -40%- se reparte entre las sierras extrusivas e intrusivas y los afloramientos rocosos de diferentes edades y composiciones.

Una travesía por el Gran Desierto de Altar

Tuesday, May 26th, 2009

Creo que desde chico me gustaba el Desierto. Recuerdo que buscaba en el vídeo club cualquier película en la que mostraran imágenes de dunas. Esas formaciones de arena me parecían totalmente intrigantes. A los diez años el Desierto era para mi un mundo misterioso, inalcanzable, algo de las películas.

Hace tres años estuve por primera vez en un Desierto cuando escale junto con otros cuatro amigos, El Escudo, la pared Norte del Picacho del Diablo. Desde su cumbre se puede observar el desierto en la que esta enclavada, el resto de la sierra de San Pedro Mártir, El mar de Cortéz y más allá, en el continente, El Gran Desierto de Altar en Sonora.

El Desierto de Altar forma parte de la reserva de la biosfera del Pinacate y se continua más allá de México como el Desierto de Arizona. Siendo el lugar más cálido de todo el hemisferio Norte con temperaturas máximas de casi 60°C y uno de los más secos, no es de extrañar que forme parte del México desconocido.

En la antigüedad, su basta región era el hogar de un grupo del que sabemos realmente poco, los Hohokam, quienes ya habían desaparecido para la llegada de los españoles. Sin embargo su linaje sobrevivió en los Pápagos, un exitoso pueblo que subsistía de la Caza y recolección. De naturaleza nómada, los Pápagos solían recorrer, sobre todo en invierno, las arenas de Altar. Hoy sobreviven menos de 400 que viven diseminados entre Arizona y México. Los Pápagos son un pueblo unido fuertemente a la naturaleza. Ellos creen en “el hermano mayor”, un espíritu que los guía hacia el buen camino en la vida y que protege a la naturaleza.

Altar es una desierto tan grande que todavía guarda muchos rincones sin hoyar y eso es precisamente lo que queríamos, no solo ir por donde los demás han ido ya.

En 1540 Francisco Vázquez Coronado cruzó una parte del Desierto. Hacia 1700 el padre Kino había hecho también algunas incursiones, pero se podría considerar que la primera travesía completa, por lo menos documentada, fue realizada en 1977 por cuatro alpinistas de la UNAM. La expedición bajo el mando de Armando Altamira , partió del kilómetro 100 de la carretera Sonoita – San Luis Río Colorado, continuando hacia el sur entre los meridianos 113°50’ y 114°00’, para llegar a Puerto Peñasco cuatro días mas tarde, habiendo recorrido aproximadamente 80Km.

Desde entonces ha habido varias expediciones que han logrado cruzar altar desde diversos puntos, como las dirigidas por José Cruz Narváez quien incluso realizó un intento con Eduardo Tovar para hacerlo en verano. Sin embargo todas ellas se concentran en la parte oriental y ninguna, por lo menos que nosotros sepamos, se había metido de lleno en la zona occidental de dunas gigantes tipo erg, que es una de las más grandes y continuas del planeta.

La idea de cruzar Altar surgió precisamente de platicar con Eduardo sobre su experiencia. Más tarde estuve en el Picacho, donde me convencí de querer cruzarlo. Pero no fue hasta diciembre del año pasado que junto con Elvia Ramírez, lleve a cabo mi sueño.

 

El encuentro con Altar fue algo sobrecogedor. Bajamos de la camioneta de Francisco Contreras, de la oficina del Municipio de San Luis Río Colorado, cerca de un paradero de carretera llamado La Joyita. El viento tormentoso nos obliga a ponernos los gogles rápidamente. Nos alejamos un poco de la carretera para sacar el equipo de la mochila. Polainas, bastones, brújula, GPS, mapas, me pongo a la espalda la mochila y comenzamos a caminar. Paso a paso nos vamos acercando hacia la primera duna gigante de lo que convertiría en una extensión inagotable de colosos de arena. El viento nos comenzó a hablar, gritar, rugir, fue la primera voz de Altar. Después llegarían más. Nos detenemos un momento a tomar fotos -¡huy!, se esta trabando- al parecer se le había metido arena a la cámara.

-¿Quieres descansar?- le pregunte a Elvia mientras guardaba la cámara.

-No, mejor seguimos- era medio día pero el calor no era lo que esperábamos, nos habíamos preparado para una temperatura de 30-40°C, pero en vez de eso estábamos poco arriba de los 20°C. Aún cuando caminábamos a buen paso, avanzábamos lentamente. El suelo casi siempre arenoso hacia la marcha pesada. Aquí y allá algunos claros de suelo duro.

Altar no es un lugar del todo sin vida, incluso en la zona de dunas gigantes se pueden encontrar pequeños arbustos en las hondonadas. Estos arbustos pierden todas sus hojas y secan sus tallos, manteniendo solo las raíces vivas, de tal forma que a la vista parecieran muertos. Sorprendentemente esta vegetación puede mantenerse así de una lluvia a la otra, lo cual puede llevar incluso dos años, pero al caer el agua, reverdece, se llena de hojas y flores, para volverse a secar y esperar.

Teníamos muchas ganas de llegar a la zona de dunas gigantes, pero a la vez nos daba miedo, pues sabíamos muy bien que más allá estaba lo desconocido. Ese miedo primitivo que se siento con todo el cuerpo. No el miedo de morir, el miedo de desaparecer. ]Así de solos estábamos en Altar.

Un mar de arena detenido en el tiempo, es lo que parece la zona interior de Altar. Llegamos a ella para el atardecer, uno de los atardeceres más dulces que he visto, es como si Altar tan poderoso como se nos presentaba, nos diera la bienvenida. Justo entonces, mientras sacaba algo para comer, vimos un pequeño escarabajo con el que entablamos amistad. Era una miniatura que dejaba sus diminutas huellas en la fina arena del Desierto. ¿Cómo puede haber vida tan delicada en esta mundo extraño? Extraño, obviamente para nosotros. De hecho yo sentí desde que bajamos de la camioneta, que todo aquello era un sueño. Me parecía que ya lo hubiera vivido. Y quizás haya sido así, pues antes de estar realmente en él, debo haberme imaginado caminando por sus arenas un millón de veces.

Pero la noche cayo pronto, demasiado pronto, pues cruzamos la zona de dunas gigantes prácticamente en la oscuridad de la noche. Afortunadamente la luna brillaba llena en un cielo colmado de estrellas, lo cual facilitaba un poco la visibilidad. Sin embargo si de día Altar parece otro mundo, de noche el tiempo parece detenerse, el paisaje se transforma con cada paso como si se fuera creando conforme se planta el pie y la percepción se altera por completo. Esto combinado con el hecho de que no dormimos causa que mis recuerdos sobre esta parte sean un tanto extraños. La idea de caminar de noche y descansar o dormir si fuera posible en las horas de calor, obedeció a una experiencia que tuve en el desierto de Coahuila, donde estuvimos a muy altas temperaturas. Ahí entendí que el Desierto es la dictadura del sol. Ahora se que en diciembre Altar es apacible, benigno, aunque hay que tener cuidado con las tormentas de arena. Sin embargo en cualquier otra época del año, sobre todo en verano, nuestro planteamiento no solo sería correcto, si no quizás el más adecuado.

El Desierto es un lugar silencioso, de hecho en las 34 horas que nos llevo la travesía, Elvia y yo hablamos francamente poco. En un principio, mi dialogo interno era sumamente activo. A mi mente recurrían constantemente las advertencias, concejos y reproches de multitud de personas que antes de irnos nos advertían: les falta experiencia, no están preparados, es muy peligroso, hay narcos, hay muchas víboras, ¿cómo vas a ir con una mujer? Inclusive se nos negó el apoyo por el club al que pertenecemos, el de la UNAM, por razones que no llegue a entender. A veces uno quisiera no tener que decirle a nadie sus planes, pero aún entre todas las críticas, encontramos gente que nos apoyo sin cuestionamientos. Afortunadamente tuvimos el apoyo de El Séptimo Grado, contamos con asesoramiento del Herpetario de la Facultad de Ciencias de la UNAM, así como de sus autoridades.

Extrañamente cuando uno tiene un sueño y ese sueño no concuerda con las ideas de la sociedad, todo el mundo trata de disuadirnos de abandonarlo. Pero poco a poco en el silencio de Altar, mi mente fue quedando en calma y una vez que deje de escuchar a todas esas voces, pude tanto escuchar la mía propia como la de Altar. Altar me enseño muchísimo, pero sobre todo me hizo sentir de una manera pragmática que era parte de mi. En algún momento del viaje, perdido en la inmensidad del Desierto, algo en mi se derrumbo. Eso que se derrumbo fue la ilusión de Yo soy diferente de Altar. De que soy diferente del escarabajo del que hicimos amistad. Por un instante me sentí profundamente ligado a todos los Espíritus de la Tierra. Y eso me conmovió.

Poco antes del amanecer nos detuvimos bajo la hipótesis de que mientras siguiéramos caminando el Sol nunca saldría. Y es que necesitaba ver un mundo reconocible.

En vueltos en mantas térmicas, castañeando por el frío, esperamos el amanecer. Así algunos minutos después, que parecieron horas, llego el aurora que con su canto nos lleno de energía para reanudar la marcha. Solo nos faltaban unos veinte kilómetros, pero eso nos llevo todo el día y todas nuestras fuerzas. Alcanzamos la carretera al llegar la oscuridad, después de 34 horas casi continuas de caminata. Doloridos y fatigados esperamos a que alguien nos diera aventón. Eso era lo único que nos faltaba, tener que pasar la helada noche, sin bolsa dormir y con poca ropa, esperando que alguien llegara por nosotros. Afortunadamente una pareja que iba rumbo a Tijuana nos llevo. Cuando llegamos a la misma habitación de hotel en la habíamos estado, mi sentimiento de que todo aquello había sido un sueño se fortaleció. Pero “La vida es sueño y los sueños, sueños son” dice Calderon de la Barca.

Me acosté en la cama y soñé con Altar, con todo lo que había vivido.

Los Pápagos son un pueblo muy apegado a la naturaleza que cree en las enseñanzas del mundo de los sueños. Para ellos existe un espíritu guía que les ayuda a encontrar el buen camino en la vida y que les habla muchas veces en sueños. Ese espíritu se llama “el hermano mayor” o por lo menos así lo traducen los libros. Ese espirito, además de ser un guia, es el protector de la naturaleza. Yo encontré en Altar un “hermano mayor”, pero me di cuenta que la relación es mutua. Si uno escucha, el Desierto, la Montaña., una pared, el viento o una planta, nos pueden guiar. Pero esta en nosotros el convertirnos también en sus “hermanos mayores”. El papel de proteger al Espíritu de la Tierra es nuestro. Como yo, todos hemos recibido no solo lecciones, sino comida, agua, cobijo y mucho amor de la Tierra. A mi me hablo el Desierto, pero a ti te pude hablar otro espíritu de la Tierra y si lo escuchas oirás que te esta pidiendo que seas su “hermano mayor”.

Por Oliver López

Sobre Puerto Peñasco

Sunday, May 17th, 2009

Ubicado en la costa noroeste del estado mexicano de Sonora, este atractivo puerto tiene un litoral de 110 km a lo largo del Mar de Cortes. De clima seco cálido, registra una temperatura promedio anual de 27ºC con lluvias en invierno. Y es hoy uno de los destinos favoritos de los turistas norteamericanos que huyen al sur durante los fuertes inviernos de su hogar. Es por esto que al lugar también se le conoce como Rocky Point.

Deshabitado hasta el año de 1927 cuando pescadores de otros puertos sonorenses comenzaron a legar para practicar la pesca del totoaba, pescado de gran tamaño y muy codiciado en el vecino país de Estados Unidos por sus propiedades medicinales. Lenta y paulatinamente se desarrolló el poblado de Punta Peñasco y en 1941 se le nombra comisaría municipal, contando con una población de 187 habitantes entre pescadores y trabajadores de la vía ferroviaria de la ruta Sonora – Baja California.

En 1952 se le concede la categoría de municipio soberano.

Las principales industrias de la economía de Puerto Peñasco son la pesca y su comercialización, contando con una gran flota pesquera y varias empresas procesadoras. Los principales pescados y mariscos son camarón, chano, jaiba, sierra y cazón.

Además, el turismo anual de cerca de 200 mil visitantes ha contribuido al desarrollo de la infraestructura de hoteles, restaurantes y centros recreativos, además del comercio y los servicios del ramo. Destacándose por ser sede de constantes eventos acuáticos y deportivos para los aficionados al velerismo, motociclismo, carros off road, motociclismo en arena y buceo, entre otras. Motivo por el cual las autoridades locales organizan festivales culturales que promueven la bella cultura tradicional mexicana.

Hospitales en Puerto Peñasco

CLINICA-HOSPITAL SANTA FE
Simón Morua Y Guillermo Prieto S/N
Tel. (638)383-2447

CRUZ ROJA MEXICANA
Blvd. Freemont S-N Col. Benito Juárez
Tel. (638)383-2266

CLINICA SANTA MARIA
Niños Héroes 37 Col. Centro
Tel. (638)3832440

 

Donde Ir y Que Hacer en Puerto Peñasco

En Puerto Peñasco, 100 km de finas y tranquilas playas ofrecen al turista el lugar indicado para relajarse y disfrutar de una buena pesca en el archipiélago rocoso de la Isla de San Jorge, donde abundan la garropa, el pez sierra, el pargo, pez vela y jurel. En este puerto se celebran importantes torneos turísticos al mando de Desarrollos Turísticos de Peñasco y otro llamado “La Choya Bay Club”. Asimismo, sus cálidas aguas permiten practicar el buceo alrededor de las pequeñas isletas cercanas a la bahía.

PLAYAS Y BAHÍAS

Las apacibles playas del Mar de Cortes y la excelente infraestructura turística de Puerto Peñasco le permiten practicar un sinfín de actividades acuáticas, deportivas y recreativas que no dudará en regresar a este bello destino turístico. Practique el velerismo, motociclismo, nado, buceo o de un paseo por jet ski o si prefiere en un sencillo kayak. Disfrute de un relajante partido de golf o vuele un colorido papalote en la playa. Y si desea vivir una experiencia única, entonces pruebe snorkelear con los lobos marinos o acuda a los puntos de observación de ballenas y delfines.

RESERVA DE LA BIOSFERA EL PINACATE

Región volcánica y desértica de 715 mil hectáreas de superficie objeto de estudio científico y recreación familiar. A pesar de ser en extremo árida, esta zona alberga 554 especies de flora, principalmente sahuaros, ocotillos, gobernadoras y choyas; 237 especies de aves, como el águila dorada y el halcón cola roja; 49 especies de reptiles y anfibios, y 41 especies de mamíferos nativos.

La zona volcánica está conformada de cráteres milenarios como el cráter Mc Dougal, Badillo, Molina, Caravajales, de Cerro Colorado y Volcán Grande.

Asimismo, la historia de los asentamientos humanos prehispánicos corresponde a la tribu de los indios Pápago, cuyo legado ha dejado numerosos rastros de sus ritos y ceremonias en el Pinacate.

VIDA NOCTURNA EN PUERTO PENASCO

PINK CADILLC
Restaurante video bar en con excelente ambiente para pasar una noche entre copas bailando al ritmo de los beats del Dj del lugar.
Calle 1ra S/N Col. El Mirador
Tel. (638)383-5880

PITHAYA BAR
Popular discoteca en donde la tecnología y las ganas de diversión se conjugan para crear uno de los antros más divertidos de la región.
Av. Durango 41

JJ’s Cantina
Video Barr organizador del Torneo del Pescador en la Bahía de la Cholla.
Blvd. Costero 58 en Bahía la Cholla

Puerto Peñasco. Un oasis en el noroeste sonorense

Sunday, May 17th, 2009

En la costa noreste del Mar de Cortés hay un lugar donde el espectacular ciclo de mareas es diferente al de cualquier otro del país, con aguas que se alejan hasta medio kilómetro, mientras los atardeceres iluminan de rojo, naranja o amarillo el horizonte.

 

En la costa noreste del Mar de Cortés hay un lugar donde el espectacular ciclo de mareas es diferente al de cualquier otro del país, con aguas que se alejan hasta medio kilómetro, mientras los atardeceres iluminan de rojo, naranja o amarillo el horizonte.

Bañado por aguas azules que albergan la más diversa vida submarina, Puerto Peñasco es el lugar ideal para disfrutar de un ambiente hospitalario y cálido. Aquí se puede caminar por el malecón y centro del pueblo, visitar la Presidencia Municipal con sus murales, y el Parque del Camarón, dedicado a esta pesquería con una escultura erigida en 1989. Vale la pena admirar los edificios aledaños, que semejan galerías por sus espectaculares pinturas de ballenas junto a la colorida fauna marina. Muy cerca está el monumento levantado para honrar la asociación del hombre con el mar, una gran ancla y el timón de un barco.

UN PUEBLO JOVEN

Según las crónicas, en 1937 empezó a construirse el primer hotel para los trabajadores del ferrocarril, el muelle y la urbanización de la ciudad, lo que mejoró la economía del naciente puerto. En 1939 iniciaron las obras para unir a Punta Peñasco con la frontera internacional en el poblado de Sonoyta. Se dice fue la primera carretera del estado y que se construyó por acuerdo entre Lázaro Cárdenas y Franklin D. Roosevelt, para enlazar mediante ferrocarril a Baja California con el resto del país. Así, el 5 de mayo de 1940, arribó a Punta Peñasco el primer tren de pasajeros que inauguraba la vía de Sonora-Baja California, tramo Mexicali-Punta Peñasco. Años más tarde, en 1942, terminó de construirse la carretera de 105 kilómetros entre Sonoyta y este puerto.

En lo que fue un campamento de pescadores llamado Punta Piedra, hace más de medio siglo, surge pujante Puerto Peñasco, para cobijar cientos de barcos pesqueros, yates y lanchas. En la región ha sido mejor conocido como Rocky Point, debido a los cientos de miles de visitantes procedentes del país vecino (de Arizona, California y Nevada). Está ubicado a una hora de la frontera con Estados Unidos y seis de Hermosillo, la capital; por lo que desde fines del pasado siglo, se ha transformado en uno de los más importantes centros turísticos, ya que ofrece decenas de kilómetros de bellas playas de fina arena, con un ancho y largo infinitos, esteros rodeados por verde vegetal, y atractivos naturales costeros bañados por un mar azul lleno de vida, favorecido todo el año por el más cálido sol.



EL TOTOABA, CASI UN MITO

Aún se escucha a pescadores veteranos contar el origen de Puerto Peñasco, atribuido a la captura del pez totoaba, hoy en peligro de extinción. Todo inició cuando a principios de siglo pasado siguieron a esta especie en sus migraciones durante meses y distancias de casi 1 000 kilómetros, hasta el límite norteño del llamado Mar Bermejo; así, en posteriores viajes, cargaron con animales domésticos, esposas e hijos, hasta formar campamentos pesqueros como Puerto Peñasco y Golfo Santa Clara, en Sonora; y San Felipe, en Baja California, sitios donde podía pescarse la totoaba para extraer su vejiga, un manjar de exportación. Hoy navegantes y pescadores añoran sus increíbles experiencias vividas en estas aguas del Alto Golfo de California, entre nostálgicos barcos pesqueros, lujosos yates y pequeñas lanchas, atracadas en sus muelles y su moderna marina.

Aquí todos nacen y mueren hablando de las mareas, y cada día levantan la vista al cielo para distinguir la fase lunar, pues para el pescador el flujo y reflujo de mareas es su acompañante inseparable, que marca el ritmo diario de la pesca. Este ciclo ha moldeado sus actividades pesqueras durante décadas, porque es casi imposible alterar sus efectos. El nivel del mar puede variar hasta 7 metros, y con la marea baja se aleja cientos de metros de la costa, para dejar al descubierto variadas formas de vida como peces, estrellas y erizos, caracoles, cangrejos y otros animales extraños. Pocos kilómetros al norte del puerto, en Punta Pelícano, la bajamar crea pozas de mareas, donde un sencillo visor sirve para admirar bellas esponjas, corales, coloridos peces, y hasta tortugas marinas.


ACTIVIDADES BAJO EL SOL

El Desierto Sonorense crea paisajes sólo posibles en este lejano destino, con dunas donde la acción nunca termina porque las motos, vehículos todo terreno y buggies para arena, aumentan las actividades de aventura durante todo el año. La región invita a cómodos recorridos, a la pesca deportiva, la aventura como la visita a Isla San Jorge o Isla de las Aves, casi 50 kilómetros al sur. También es posible vivir la historia natural del Estero Morúa; pasear por la bahía y disfrutar bellos atardeceres desde un yate; observar el salto de los delfines o el paso diario de las ballenas durante el invierno. Todo favorecido por agradables temperaturas de 35°C en verano y 18° C en invierno.

FIESTAS Y MÁS

Este pequeño poblado con sabor a centro vacacional, espera al visitante todo el año, pero además tiene fiestas muy propias, como el Festival Cultural del Desierto, en febrero; eventos deportivos en las dunas; la Fiesta del Camarón, en septiembre. En fin, también la cercanía con Estados Unidos permite coincidir con miles y miles de jóvenes, que durante incontables fines de semana, crean un ambiente festivo y transforman las calles y playas con alegría, música y color.

En las soleadas playas Hermosa, Bonita, El Mirador y Playa de Oro, con su oleaje moderado, favorecen la práctica del esquí, windsurf, veleo, natación y esnorquel. Otras actividades, como la pesca deportiva, se efectúan todo el año, debido al benigno ambiente marino, donde las especies más comunes son: pargo, baqueta, sierra, cochito y cabrilla. Y los más audaces pueden practicar buceo en las transparentes aguas cercanas a la Isla San Jorge, donde es posible experimentar contacto con lobos marinos, delfines y hasta con la vaquita marina, un mamífero endémico de estas aguas y en peligro de extinción.

Puerto Peñasco posee desarrollos hoteleros en Punta Choya, por el norte, y residenciales como La Concha, en el sur, cerca de la sede del multinacional Centro Intercultural de Estudios de Desiertos y Océanos (CEDO). Es un centro donde destaca el valioso trabajo de numerosos científicos mexicanos, quienes desarrollan proyectos de conservación e investigación en las dos enormes reservas de la biosfera que rodean Puerto Peñasco: por el norte, El Pinacate y Gran Desierto de Altar, con sus enormes dunas, sahuaros y cráteres casi lunares; y por el noroeste, el Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado, como hábitat de especies marinas únicas y humedales casi extintos. Son ambientes casi desconocidos que pueden visitarse en recorridos de pocas horas, siempre coordinados con personal de dichas áreas protegidas.

Atrás han quedado los días cuando llegar a Puerto Peñasco era una odisea. El km 242, Estación Puerto Peñasco, del ferrocarril Sonora-Baja California, hoy está bien comunicado por tierra, aire y mar. Es un aislado oasis sin fronteras, un lejano destino en una bahía fascinante, que resurge cada vez con el ajetreo de una ciudad moderna, y como pocos rincones, ofrece un insuperable inventario de atractivos para el visitante nacional y extranjero. Este paraíso del mar en el desierto, figura como uno de los centros turísticos de más rápido desarrollo en el noroeste de México. Es un imán para miles de turistas que disfrutan del mar, de las playas y el sol, en las aguas más bellas, las del antiguo Mar Bermejo, Mar de Cortés o Golfo de California. Un regalo más de México para el mundo.

CENTRO INTERCULTURAL DE ESTUDIOS DE DESIERTOS Y OCÉANOS

El CEDO es una organización sin fines de lucro dedicado a la investigación de los recursos naturales y culturales, a través de programas extensivos, del desarrollo de manuales, apoyo a pesquerías, y apoyo de la Reserva de la Biosfera del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado. También comprende proyectos de investigación y propuestas sobre el Desierto Sonorense, para entender estos ecosistemas y definir estrategias de un manejo óptimo para su conservación y protección.

Lo que más destaca en los terrenos del CEDO es un esqueleto completo de una enorme ballena, el cual está en perfecto estado de conservación.

BALLENAS Y VIDA MARINA EN PAREDES Y EDIFICIOS

El exterior del Auditorio, la Biblioteca local y la Casa de la Cultura, ubicados en el Parque del Camarón, frente al Boulevard Benito Juárez, son escenario de los más impactantes dibujos de enormes animales marinos de la región. Aquí la paredes y totalidad de edificios han sido pintadas con inigualables obras de arte realizadas por una docena de niños, con el apoyo de distinguidos habitantes de Puerto Peñasco. Estas y muchas personas más se han ganado la gratitud de todos en el “Mural 99”, dedicado a los más grandes habitantes de nuestro planeta: las ballenas. Se trata de bellísimos dibujos que adornan varias construcciones céntricas.

SI USTED VA…

En coche o autobús, a 5 o 6 horas de Hermosillo. Se toma la autopista 15 a Santa Ana (cerca de Magdalena de Kino), de ahí tomar la carretera 2 a Caborca, después seguir por la carretera 37 hasta Puerto Peñasco. Otra ruta es de Caborca-Sonoyta por la carretera 2 y seguir por la carretera 8 hacia Puerto Peñasco.

  

 

Mexico Desconocido Magazine

Información sobre Puerto Peñasco

Sunday, February 22nd, 2009

Puerto Peñasco es un oasis en el desierto de Sonora listo para ser disfrutado por ti. Lleno de diversión y con una gran variedad de actividades para que tus vacaciones sean inolvidables.
Puerto Peñasco esta estratégicamente localizado a sólo 100Km. de la frontera con Estados Unidos, a sólo 3 horas de las ciudades más importantes de Arizona, así como su gran cercanía con el estado de Baja California. Contando con un aeropuerto con vuelos comerciales regionales y vías de acceso carretero desde cualquier parte de México o Estados Unidos.
En Puerto Peñasco las actividades acuáticas son parte del diario vivir de estas bellas playas, sin dejar de mencionar todos las carreras de “Off Road” que se llevan a cabo en las grandes áreas de dunas o simplemente practicar de estas actividades en aire libre cualquier día que desees.

En épocas de Semana Mayor o “Spring Break” para los norteamericanos, Puerto Peñasco se llena de visitantes dispuestos a divertirse a lo grande, pero si lo que buscas es mayor tranquilidad, te recomendamos mejor planear tus vacaciones en otra época del año, ya que Puerto Peñasco está lleno de entretenimiento para toda la familia todos los días del año.
Con una hotelería de primera clase en crecimiento, Puerto Peñasco es el lugar que no debes dejar de visitar para unas vacaciones que llenarán todas tus expectativas.
Diversión y entretenimiento en Puerto Peñasco

Las Actividades en Puerto Peñasco no tienen límite, desde pasear por las bellas playas, nadar en sus aguas tranquilas o simplemente tomar un descaso admirando un bello atardecer. Aquí te mencionamos sólo algunos de los atractivos de este bello destino.
Las playas de Puerto Peñasco

Claro que no podemos dejar de mencionar sobre las playas de Puerto Peñasco, pues con tantos kilómetros de arena limpia y aguas templadas, son sin duda el mayor atractivo para el visitante.
Actividades en la playa y la arena

Practicar del Jetski, paseos en bote, pesca, windsurf, o simplemente dar un paseo en la arena, son otras de las actividades que Puerto Peñasco te ofrece.
Visitas al Pinacate

Para el visitante que gusta de la naturaleza, Puerto Peñasco cuenta con una Reserva de la Biósfera llamada El Pinacate, que es un sitio de antiguos volcanes, grandes cráteres y extensiones amplias de lava hacen de este bello lugar un excelente sitio para visitar y aprender más de la naturaleza. A sólo 45 Km. de Puerto Peñasco y recomendándote que busques a los guías turísticos del lugar ya que existen medidas precautivas y de seguridad que debes de seguir cuando lo visites.
De pesca en Puerto Peñasco

Existen varios sitios para la pesca en Puerto Peñasco, como cerca de la Isla San Jorge, donde puedes encontrar desde pequeños hasta grandes trofeos, así como observar a los leones marinos. Contando con una Marina y todos los servicios necesarios para que no falte nada en tú día de pesca.
Buceo y snorkel en Puerto Peñasco

Con muy buena visibilidad y con sus aguas templadas, el buceo en Puerto Peñasco es una de las actividades favoritas. Aquí en Puerto Peñasco encontrarás todo lo necesario para practicar este atractivo deporte.
Puerto Peñasco para toda la familia

Puerto Peñasco ofrece, a parte de todas las actividades al aire libre que disfruta la familia, dos lugares de interés, como lo es El Acuario de CER-MAR, que es un centro de estudios marinos abierto a todo el público, donde especies marinas pueden ser observadas, como las tortugas de mar, pulpos, caballitos de mar, numerosas especies de peces, así como criaturas que viven en la profundidad del mundo marino. Y por otro lado el CEDO. Localizado en la comunidad de las Conchas y que también esta abierto al público en general. Cuenta con una tienda de regalos y souvenirs, así como su atractivo principal que son todas las actividades de estudio marino que llevan a cabo.

WWW.TVYMAS.COM

Rocky Point Destination Guide Video CD ROM Gaining Popularity (2003)

Friday, December 7th, 2007

Since its debut in August of 2002, the Rocky Point Destination Guide CD-ROM has been featured in the Arizona Republic travel section, won an international communication award, distributed by major retail outlets across the Southwest, and is now available on Amazon.com.

 

Borders Bookstores locations in five states, including all the Arizona stores are selling the Rocky Point Travel Guide CD-ROM and feedback has been phenomenal.  “Our customers appreciate the extensive videos and photos and up-to-date detailed travel information on the CD.” says Jeremy Simmons, co-founder of the company that produces the CD-ROM.  Phoenix newspaper, The Arizona Republic, recently showcased the CD in the Sunday travel section with an in-depth article about the product. Last month, an Award of Distinction in the internationally acclaimed Communicator Awards, was given to the Rocky Point Travel Guide CD-ROM. The award is reserved for production companies producing the highest standards of video communication.

 

The CD provides video presentations that deliver the sights and sounds of Puerto Peñasco, with music and graphics. No download time or plug in is needed. The videos are broadcast quality, providing a television commercial look for the hotels, rentals, real estate developments, restaurants, shops and attractions featured on the CD. The travel guide features 30 videos and hundreds of photographs of Rocky Point and its hotels, condos, beachfront vacation home rentals, real estate developments, restaurants, shops, activities and more. The high-end video production brings ‘virtual tours’ to the next level, and allows the customer to see the inside and out of hotel rooms, condos and beach front vacation rentals before making a reservation.

 

The CD-ROM guide also incorporates active weblinks, bringing all the good Rocky Point websites and information to one location, saving user’s time that they would’ve spent surfing through outdated or uninformative sites on the Internet. The interactive map section will locate area businesses. The CD also provides pages of tourism information about the weather, tides, area attractions, traveling in Mexico and border crossing information.

 

In a unique blend of the comprehensive information found in a travel guidebook, the interactivity of a website and the high-end video and graphics animation of CD-ROM technology, the Rocky Point Travel Guide CD-ROM is an excellent tool for planning a trip to Rocky Point or to take home as a vacation souvenir.

 

The Rocky Point Destination Guide CD ROM is available at Borders Books and independent retail outlets in Arizona. The CD is also available in Rocky Point at the Rocky Point Times office, Sun ‘N Fun dive shop and Max’s café as well as online at RockyPointCD.com or at Amazon.com. The CD is PC and Mac compatible. A similar travel guide for Coronado/San Diego is also available. For a complete listing of retail locations, or to buy a CD online, please visit www.RockyPointCD.com, or call Equator Creative Media at 602 667 9265.

 

Posted by www.rptimes.com

Thrifty Ice Cream Adds to the Menu (2003)

Friday, December 7th, 2007

Cheesecake at Thrifty Ice Cream! It appears that Thrifty in Old Port has added homemade cheesecake to their ice cream goodies and a slice goes for $14.50 pesos. So far we have sampled the cappuccino, amaretto and chocolate chip: amaretto being our favorite.

    Bonnie is baking up a storm at Bonnie’s Bakery located out at Hacienda de Marcos RV Park. She makes goodies such as cookies, cakes, pies, cinnamon rolls and a bunch of other stuff. I swear that her pineapple upside down cake is the best. She usually brings samplings into our office that we sell for her during the week. You can phone her at (044-638) 385-1030.

    Chad and Elizabeth at Bocadillos, located across from Hotel Plaza Las Glorias are still doing a bang-up job making their submarine sandwiches and homemade soups. To phone in your order you can call them at 383-1300.

    On to Los Juanes. The buzz around town has been the beautiful new restaurant, Los Juanes, which is located off the Beach Road behind Don Julios and the Pink Cadillac. This one-time house has been converted into a two-story restaurant. Our Malecon “spies” report that the menu highlights steaks from Sr. Carranza, who has the largest cattle ranch in Sonora (and is a really nice fellow). Though I don’t each much steak I have heard good things about their steaks and all of their food in general. We ran into Tom and Jackie Young dining one evening and they said their Mexican combination was very good. I sampled the tortilla soup and cheese fondue – both very delicious.

    Los Juanes is beautifully decorated and has plenty of seating on the two levels and even some outdoor terrace seating. They took great care in details down to the logo’s on the plates, bowls and serving bowls – a very nice touch. And their piña coloadas are pretty good too.

    Their menu consists of Mexican food, steaks such as T-bones, New York’s and filets. They have a filet covered with chipolte sauce and served on nopale (cactus) pads. Our Malecon “spy” says she had this dish and it was two nice filets and two big nopale pads (a type of prickly pear cactus that is very good for your heart). Her other half had the filets with sautéed onions in a brown gravy sauce that had a slight herb flavor. Los Juanes also serves fish, soups, salads, chicken and mixed grill platters for 2 persons (and more). Most of the meals come with salad, perfectly cooked asparagus and a baked potato.
    Los Juanes is definitely worth a try – even if you just go for something small like the tortilla soup. It is a wonderfully decorated and comfortable restaurant with very good service. The Ladies Lunch will be held at Los Juanes on April 10th at 1:00 PM. Phone Sandy at 383-6325 if you would like to make a reservation. I promise to do a full report on Los Juanes in the months to come but I can tell you they are open every day at 11:00 AM and the owner, Ana Bolena de Bellot, speaks perfect English and is a very gracious hostess. You can phone the restaurant at 383-6808.
Posted by www.rptimes.com

The Dry Cleaning Master

Friday, December 7th, 2007

As you have probably read in the Editorial, Rocky Point has a new dry cleaning business, Biosfera. I never imagined that an interview for dry cleaning could be so interesting but when you get the chance to chat with Eugenio Arturo Villegas Romo (Arturo), his enthusiasm for his business rubs off on you.

    Arturo, as he is called and his wife, Ana Laura spent over 1½ years investigating the dry cleaning business before deciding to set up Biosfera. Born in Naco, Mexico, Arturo spent some time in Chihuahua working and studying but has spent most of his life in Caborca, where some of his family, and many friends reside. After the death of his father, he had an opportunity to start a new business. Having friends in the dry cleaning business and seeing a need for such a service in Puerto Peñasco, he and his wife spent the next 1½ years gathering information, calling on friends and going to shows and demonstrations all over Arizona, Texas, New Mexico and Mexico to try and decide if this would be the right business for them. Arturo had no previous experience in dry cleaning but his friends and business associates lent him their experience and knowledge of over 40 years. With information from friends, conventions, demonstrations and the first International Convention, “Lava Expo” in Mexico, Arturo and Ana Laura realized they were making the right decision.

    Next came finding a building and stocking it with the necessary equipment and employees to make it a success. When Arturo went looking for a building for Bisofera, he thought about renting but decided that they needed to buy a piece of land where they had enough room to expand and could make changes as necessary. Arturo took his neighbors into consideration when selecting a location. He wanted to be sure that the noise from the machines would not have ill effects on the neighbors and that the chemicals he was using would in no way effect the environment. He also wanted to make sure that his neighbors would not experience a decrease in water pressure due to the increased demand of Biosfera. (He gathers the water in the wee hours of the night and stores it in tanks so the neighbors see no difference.)

    Arturo told me that he is very concerned about the environment, not only the environment but the whole biosphere – hence the name Biosfera. He took great care in selecting his dry cleaning chemical. He said that most cleaners in the U.S. use a chemical called Perk and he was all ready to buy a big machine that used Perk but upon further investigation he felt that the chemical would put his family and employees in danger of getting cancer due to the aggressive nature of the chemical and them being exposed to it day after day, as well as it not being good for the environment. Perk is cheaper than what they currently use but Arturo feels the safety of his family, employees and the environment far out weight the cost-factor. EXXOL D-40, the chemical he currently uses, also allows him to work on more delicate items such as animal skins, appliqué, beaded gowns, hats, shoes and boots. He has also worked out a disposal system with his supplier: when an order for new chemical is placed, the old chemical is returned to the supplier and disposed of properly. (Arturo’s concerns are well founded since his wife had just given birth to a baby girl, Ana Victoria. The couple also has two boys, Guillermo who is 4 ½ years old and Eujano who is 2 ½ years old.)

    Arturo says the clothes that are brought to Biosfera for cleaning go through a multiple-check system to ensure the customer complete satisfaction. As I approach the counter, Esmeralda takes my clothes and checks them for stains, rips, tears, loose buttons, etc. She asks me if there are any stains or anything they should be aware of. I point out a grease stain on a sweater and she takes a look and then writes me a receipt listing all of the items I brought in along with the prices and tells me when to come back to retrieve my clothes. Esmeralda then takes my clothes over to a table behind the counter where they are again checked for stains I may have not reported or missed or a number of other things she has been taught to look for. At this table the items are tagged with color coded tags to ensure that my order stays together and I get all of my pieces back. If anything is noticed at this stage, such a loose button or stain, they phone the customer to let them know they found something. At that point they may suggest a manner of treatment or they may be able to repair whatever the problem is such as a loose button. During these checks they also look for ornate buttons, appliqué or anything that may require special attention. They don’t just accept clothes and hope for the best. Arturo says he wants the customer to be completely satisfied and if it means working on an item over and over again, they’ll do it.

    The clothes are then bagged and taken to the back where they are separated by colors, stains are treated and given one last look under flourscent light before they are put in the dry cleaning machine. If anything at this stage is found, the customer would be called whereupon Arturo may suggest a manner of treatment and/or ask the customer what they wish. An example was an oil-splattered blue leather skirt on the table. The methods of dry cleaning currently used may not have gotten the oil stains out but Arturo said that they had just returned from an expo in Mexicali where they discovered a new process which allowed them to work longer on leathers without damaging the leather or color. With this new process they could treat the stains over and over again until they were finally removed.

   After the clothes have been approved for cleaning, they then go into the dry cleaning machine which uses a mixture of solvent and steam to clean the clothes. In their back room there is a large machine that produces steam for the washers and dryers: One line makes the steam and sends it to the machines and a return line brings the water back and reproduces the steam. Also in this back room are large washers and dryers and they have a 50,000 water storage tank in the event that there is a problem with the Rocky Point water supply. (The stored water is put through a filtration system to remove sand, minerals and impurities.) After the clothes are washed they are dried in steam or gas dryers, ironed and wrapped in plastic. If a stain is found at any of these latter stages, the clothes are sent back for reprocessing or the customer is called, depending on the severity of the problem.

    Arturo takes great pride in his work as do all of his employees in fact he considers them more as family than as employees. He knew starting out, not having any experience in dry cleaning, he would need to find experienced personnel. Efrain, who is considered their “Magic Man” and is the heart of the operation has 15 years experience in dry cleaning. He and Martin worked together in Caborca for 7 years and all were friends before they came to work together. Arturo says that the success of Biosfera is 75% personnel and 25% machine. He said the machines will clean the clothes but it takes the team players and the combined experience they have to produce the final product. The Biosfera team includes Arturo and his wife Ana Laura, Efrain, Rosa, who is Efrain’s wife, Martin and Esmeralda who has been studying business administration. Arturo hired Esmeralda to help with the business end of it but Rosa has been teaching her the ropes to help out at the counter since Ana Laura has taken time off for their new baby. Arturo says that he is getting a great response from his Mexican and American customers and has found it necessary to spend a lot more time behind the counter at Biosfera to help his increasing American clientele.

    Biosfera is in the process of setting up service for all hotels and motels in the Rocky Point area. Anyone that is a guest will be able to get same day washing and dry cleaning service from the comfort of their hotel room. This, of course, applies to residents as well. Biosfera is able to clean a wide variety of items such as comforters, blankets, down jackets, leathers, suedes, animal furs, hats, boots, shoes, purses, beaded gowns, baseball caps and just about anything else you can think of. They also offer regular laundry service and perform magic on removing stains from every day clothes. The sooner you bring a stain to be removed, the greater the success is. Arturo asks that you report all stains and problems with articles brought in so that they can better serve you.

    Biosfera is located on the corner of Adolfo Ruiz Cortinex and Cuauhtemoc #20. The easiest way to get there is to take the main blvd., Benito Juarez, north and make a left on Constitucion. Go to the street past the Hotel Paraiso del Desierto, make a right and go 2 blocks. Biosfera will be there on the corner – big blue building painted with bubbles – can’t miss it. They are open Monday through Saturday from 9:00 AM to 8:00 PM and offer one day laundry service (in by 10:00 AM) and also one-hour express service.

    It was a pleasure to interview Arturo and meet his crew. I will never look at dry cleaning the same way. If you have something that needs laundering or dry cleaning, don’t hesitate to go to Biosfera – Arturo speaks great English and goes the extra distance to make his customers feel welcome and produce an outstanding end result. You can reach them by phoning (011-52-638) 383-3929.

 

Posted by www.rptimes.com

What’s New in Peñasco 2003

Thursday, December 6th, 2007

By Tom & Jackie Young

 

    It’s hard to believe that we’re half way through spring break and it’s almost time to head back up to high country. We’ve had a great winter with the best weather we can recall ever having here in Rocky Point. We’ve enjoyed many good meals at many places and tried to report on the ones that we feel deserve a return visit: sadly we’ve also eaten at some real bummers.

    Thanks to all the people that made Playa Elegante RV Parks’ Valentine’s Day parade the great success it was. Let’s try to do it even bigger again next year.

    Thanks to all the troopers that worked so hard to put on the great fund raising breakfast on the beach at Playa Elegante. Over $1,100.00 USD was raised to help Amor Children’s Home. Also, while we’re on the subject of Amor Children’s Home, there are now a dozen children at the home and still growing. They have moved to a new facility due to the high costs of trying to operate on a budget that is mainly donated. We spent a couple of days helping to make the new facility ready and, feel again, that we should make another appeal for support. Many good people support Amor Children’s Home as well as Esperanza para los Niños Children’s Home but there are always needs that are not so visible. Children’s clothing, food and monies are always appreciated; however, other needs include cleaning supplies, laundry supplies, bar soap, hygienic needs, furniture, bedding, paper towels, toilet paper, etc. The list is endless. And, yes, there is one more thing that is needed – You – yes, you – a simple visit. A few moments of your time, a bag of candy, a couple of hours work. Rent a kid – take a few out for a hot dog or some ice cream or get your group together and put on a cookout at the orphanage. It’s real easy to find. Amor Children’s Home is located one block east of the old Margaritavilla Restaurant. Turn east at the intersection of Campeche and Manuel Quintana Roo, go one block and turn right, the children’s home is on the left. Look for the signs.

    We keep checking on the construction progress of the new Ley’s supermarket. Looks like it’s coming right along and we’re sure it will open by the time we return this coming fall. Even though we shop at the little Mercados and the vegetable truck on the side of the street, it will be nice to have a full-up supermarket to shop at. You won’t need to run to Ajo quite as often.

 

Posted by www.rptimes.com

Doll Lady

Thursday, December 6th, 2007

June Schillinger, better known as the “Doll Lady” along with her husband, Austin, have been making new toys and dolls and reconditioning old ones for the children of Rocky Point since 1982. On Christmas morning Austin Schillinger and Agustin Leon would distribute these toys to the underprivileged children in the outskirts of Puerto Peñasco. In the earlier years, when donations were few and far between, Austin would spend his time making toys from scratch out of used and household items and June would hand crochet balls and dolls to be handed out. Austin also spent his time repairing the donated toys they received and June would make clothes for the naked dolls they received and repair torn clothes.

    In 1988, June and Austin joined the newly formed Santa Claus Club and have continued this work throughout the years. Although now the majority are new toys, but a significant portion are still “gently used toys”. Some of these toys, especially the dolls and stuffed animals must be repaired and dressed. June and Austin work at this task all year long and over the years have enlisted the help of their many friends, often taking over their houses to accommodate the toys. This is such an enormous task and June and Austin need help and are looking for someone as dedicated as they are to eventually take this over and help ensure that there is a toy or doll for every child in Rocky Point and Cholla Bay come Christmas time.

    If you can help them out, or may be interested in taking this on full-time, or in your spare time, please call John Fowler at (602) 840-1528 or email santaclausclub@hotmail.com. You may also donate toys and dolls to the Santa Claus Club by contacting John Fowler above or you may drop them off at the office of the Rocky Point Times. If you have extra doll clothes, June always welcomes them as many dolls come to her undressed.

 

Posted by www.rptimes.com